viernes, diciembre 07, 2007

Sabian que...


La primera cosa es tener conciencia del espacio. Saber que lejos, en otro lugar, algo esta pasando… mejor dicho, afuera de los muros de tu casa, en algún rincón del país, TODO esta pasando…sin embargo se necesita saber DONDE. El segundo factor es el TIEMPO. En ese lugar se necesita llegar a tiempo, para que aquella "cosa" pase a nosotros y no imaginar solamente que pase. Si el espacio es amplio y distante es necesario diferenciar el tiempo de acción del tiempo del deseo, porqué partir cuando quisiéramos estar allá es una vana carrera hacia una pieza vacía. Estar consciente de esto es una gran calidad que contribuye a hacer de la vida un Arte del encuentro. Las almas se encuentran por casualidad, por curiosidad, por determinación. En todo caso, el encuentro tiene siempre algo del milagro. En la coincidencia, el componente mágico es predecible…pero decidir, partir, moverse a tiempo hasta encontrarse en el lugar donde la cosa estapasando es milagroso, como la construcción de todas las cosas imaginadas.

4 comentarios:

Rodrigo dijo...

chanfles! si bien lo había pensado, nunca lo había leído tan bien escrito!

3/4 dijo...

Empiezo por estar de acuerdo con Rodrigo. Luego creo haber tenido uno que otro chispazo de sospecha respecto de la idea... pero Paolo puso juntos todos los chipazos, todas las sospechas y las hizo coincidir en un solo posteo. Se anota.

pasandose de largo dijo...

gracias

Marce Infante dijo...

Que buena reflexion. Me gusta aunque me angustia mucho la idea de que la coincidencia es magica y que solo por "magia", y no por voluntaria decision, finalmente, llegamos al lugar donde esta pasando lo que a nosotros nos gustaria vivir. No puedo dimensionar como se manejan las coincidencias, ni donde entran las voluntades. Y todo eso lo tiendo a relacionar con el amor. Pero eso puede ser porque ando medio bajada y entonces me da por relacionar todo con el amor y los amores en carriles paralelos. Ppppffff